23 C
Santiago del Estero
InicioMundoJohn Deere ha privado a los agricultores de su "derecho a reparar"...

John Deere ha privado a los agricultores de su “derecho a reparar” sus tractores. Solución: hackearlos

Los agricultores y los grandes fabricantes de tractores, John Deere a la cabeza, llevan años hundidos en una batalla por algo aparentemente banal: reparar su maquinaria. El derecho de cualquier persona a reparar, modificar o simplemente acceder a sus propias máquinas (sean móviles, coches o incluso lavadoras) parece básico, pero es algo que las empresas han horadado en la sombra, tratando de monopolizar el lucrativo mercado de las reparaciones.

Los agricultores y los grandes fabricantes de tractores, John Deere a la cabeza, llevan años hundidos en una batalla por algo aparentemente banal: reparar su maquinaria. El derecho de cualquier persona a reparar, modificar o simplemente acceder a sus propias máquinas (sean móviles, coches o incluso lavadoras) parece básico, pero es algo que las empresas han horadado en la sombra, tratando de monopolizar el lucrativo mercado de las reparaciones.

Sin derecho a reparar. Una orden ejecutiva firmada por el presidente de EEUU, Joe Biden, el año pasado, llamó a cambiar las prácticas anticompetitivas para que sea más fácil y más barato para los consumidores reparar los artículos que poseen al limitar la capacidad de los fabricantes de prohibir las reparaciones propias o de terceros de sus productos. Pero si bien el derecho a la reparación afecta a muchos productos, se observa más en los mercados agrícolas.

Los dueños de un tractor nuevo están obligados a pagar las tarifas del fabricante, dado que están obligados a llevarle a él su tractor averiado. Tarifas más caras y trabajos que en un taller de terceros saldrían más baratos.

Un nuevo proyecto de Ley. Un senador estadounidense presentó la ley del derecho agrícola a la reparación que garantizaría a los agricultores el derecho a reparar su propio equipo y terminaría con las restricciones actuales. El proyecto de ley requeriría que los fabricantes de equipos pongan a disposición cualquier pieza, herramienta, software y documentación que los propietarios necesiten para reparar, diagnosticar y mantener su propio equipo. Sólo el año pasado se presentaron tres demandas contra John Deere por el derecho a reparar.

El papel de las compañías. John Deere dijo en un comunicado que respalda el derecho del cliente, el equipo y proporciona las herramientas, las piezas y la información para que los agricultores trabajen en las máquinas. Eso sí, no respaldan el derecho de modificar el software del equipo, citando riesgos de seguridad, cumplimiento de emisiones y rendimiento del motor.

Apple opera de forma similar. Hace un año anunció un nuevo programa de reparación de autoservicio que permite a los clientes comprar piezas y herramientas para reparar sus móviles, tabletas y portátiles. Aunque sea algo que está lejos del verdadero soporte de terceros para el derecho de reparación.

NOTICIAS RELACIONADAS