26.9 C
Santiago del Estero
InicioInternacionalTRACTORAZO EN MADRID

TRACTORAZO EN MADRID

Los agricultores y ganaderos se han concentrado en el centro de Madrid con cientos de tractores, para reclamar al nefasto gobierno, soluciones a la sequía y el maltrato que padecen por parte de la administración.

Decenas de tractores se han sumado este miércoles al tráfico habitual de Madrid para reclamar al Gobierno más ayudas frente a la sequia del 2022. La protesta, convocada por la organización Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ha movilizado a cientos de agricultores y ganaderos de Andalucía, Cataluña, Castilla y León, Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana, Cantabria, Extremadura y Madrid. La marcha ha transcurrido sin altercados y, en ocasiones, con un ambiente festivo, a pesar del enfado general que se percibía. “Necesitamos más ayudas porque el sector está pasando una época muy difícil. Sin ellas no vamos a poder sobrevivir. Este Gobierno nos tiene abandonados”, ha afirmado uno de los asistentes, Antonio Jiménez, procedente de Ávila, de 58 años y que lleva 30 años trabajando del campo.

El coordinador general de la organización, Luis Cortés, junto a los representantes de cada una de las Uniones, ha insistido en la falta de respuesta del ministro de Agricultura, Luis Planas, a sus demandas y al abandono al que tiene sometido al sector agrario, pidiendo insistentemente su dimisión. La organización hizo entrega de una tabla reivindicativa en la sede del ministerio por la que, entre otras medidas, se reclaman actuaciones extraordinarias para paliar las pérdidas y una mayor activación de los fondos de crisis. En materia de agua, se reclama más coordinación en la planificación hidrológica, revisión de los planes de sequía y de las políticas de desmantelamiento de infraestructuras de almacenamiento de agua y regeneración de aguas residuales.

Desde el Ministerio de Agricultura afirman comprender la situación de los agricultores y ganaderos del país; pero niegan la falta de compromiso por parte del Gobierno con el sector. Planas ha recordado que este martes “se ha hecho pública la fase siguiente del pago de las ayudas en relación con los sectores ganaderos y se han sometido a exposición pública los criterios de cómo se van a repartir las ayudas por sequía en relación con sectores agrícolas”. En concreto, ha apuntado que “en el último paquete aprobado el día 11 de mayo se incluyeron 355 millones dedicados a los sectores ganaderos, en particular al vacuno de carne y de leche y al ovino caprino, tanto de carne como de leche”.

Tanto para afrontar la sequía como el incremento de los costes de producción, Agricultura ha dispuesto en los últimos tiempos algo más de 1.000 millones de euros. De esa cifra, 355 millones corresponden a las ayudas directas para compensar el aumento de costes a los ganaderos de vacuno, ovino y caprino; otros 276 se abonan a los agricultores afectados por la sequía. A esos fondos se suman otros 300 millones que se concedieron para apoyar el uso de fertilizantes por los costes de producción, otros 81 millones para sequía procedentes de los fondos de crisis de Bruselas y otros 41 millones más en los que se incrementaron los fondos del seguro agrario para que la subvención pueda llegar hasta el 70%. Al margen de las ayudas directas hay previstas otras medidas sobre fiscalidad, IRPF, créditos bonificados, exención del IBI o flexibilidad en la PAC.

Durante su intervención en el Palacio de Congresos de Córdoba, donde se encontraba este miércoles, Planas ha remarcado que “este Gobierno responde, está movilizado en defensa del sector primario y hace todo lo que está en su mano” y ha agregado que “si las comunidades autónomas quieren hacer algo más y añadir a lo que hace el Gobierno de España, bienvenidas sean, pero el Ejecutivo nunca falla y están en la tarea de ayudar a los agricultores y ganaderos”.

El propósito de la manifestación consiste en solicitar más recursos para la sequía y mayor urgencia en la implementación de las ya aprobadas, tal y como manifestó Cortés durante una rueda de prensa. La organización calcula que muchos agricultores y ganaderos van a perder entre “900 y 1.000 euros por hectárea y solo van a recibir 25 de ayuda”. Ha afirmado que “se va a devolver dinero a Bruselas por las condiciones que se le han puesto para solicitar el dinero de la asistencia  P.A.C. (POLÍTICA AGRÍCOLA COMÚN – DE LA UNIÓN EUROPEA) La Unión de Uniones y todos los manifestantes piden más “contundencia y responsabilidad” A su ministro y al entrante, que aún no ha asumido…

 

Cientos de agricultores con sus tractores han recorrido las calles de Madrid, hasta llegar al Ministerio de Agricultura. JAIME VILLANUEVA

Al final de la calle de Alfonso XII, varios manifestantes han parado para bailar una jota mientras esperaban la llegada de los tractores. Jiménez cuenta que la gente no es consciente de lo mucho que invierten para poder trabajar el campo. “Lo que más ha cambiado durante los años es que antes se podía vivir con 20 hectáreas y ahora necesitamos un mínimo de 200. La inversión de un tractor, solo uno, son entre 170.000 y 180.000 euros aproximadamente. Eso nadie lo tiene en cuenta”, se lamenta.

Frente al Ministerio de Agricultura, varios asistentes han sacado un ataúd con un esqueleto: “Así vamos a acabar todos nosotros como la cosa siga así”. Según la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, han participado en la marcha unos 180 tractores y más de 500 personas. Los datos que proporciona la Delegación de Gobierno son algo más bajos: 85 tractores, 11 vehículos y 280 personas.

Pérdidas y “ruina”

La situación del campo por los fuertes episodios de la sequía y el aumento de los costes de producción, debido a la guerra en Ucrania y otros factores, están llevando al sector “a la ruina”, opinan desde la Unión de Uniones. Jaume Aleu es uno de los muchos que se ha desplazado desde Cataluña. Él partió desde la provincia de Tarragona hasta la capital porque “no está nada de ninguna manera”. Lo que quiere decir es que “debido a las normas, la burocracia y la ecología desmesurada, el campo y sus trabajadores se están muriendo”. Se siente abandonado por la Administración y, aunque asiste a la convocatoria, no sabe si desde el ministerio les van a escuchar.

Unión de Uniones es la cuarta organización agraria del país, con fuerte presencia en Cataluña (Unió de Pagesos), en la Comunidad Valenciana (Unió de Llauradors) y en Castilla y León (Unión de Campesinos). A pesar de ello, no es reconocida oficialmente en representatividad estatal al igual que a otras fuerzas. Tiene interlocución en el ministerio, pero no acude con el resto de las organizaciones, por lo que la protesta de este miércoles es también un acto reivindicando de su presencia en las mesas.

Al margen de los problemas de la sequía, la movilización se convirtió en una reivindicación global en contra de las políticas comunitarias y muy especialmente por el peso que se pretende dar a la política verde frente a las posibilidades de producción y contra la viabilidad y la rentabilidad de las explotaciones. Desde la organización se denuncia la estrategia comunitaria de ajustes en las producciones vía políticas de recortes en el uso de productos zoo y fitosanitarios, así como en materia de bienestar animal, que entrará en vigor en los próximos meses. Mientras, se abren las fronteras a todo tipo de importaciones sobre cuya producción no se reclaman las mismas exigencias y que amenazan la viabilidad de las explotaciones comunitarias.

Para poder llegar a tiempo a Madrid, el lunes varios profesionales del campo salieron desde Girona y el martes lo hicieron de las localidades de Lleida, La Lastrilla (Segovia), Nambroca y Villacañas (Toledo) y Batea (Tarragona), mientras que este miércoles han salido tres columnas desde Miajadas y Navalmoral de la Mata (Badajoz), y Utiel (Valencia). Todas se han unido en Torrejón de la Calzada, Cercedilla (Madrid) y Guadalajara, antes de llegar al centro. Las delegaciones provinciales no les han permitido ir por autovía, al ser transportes pesados y lentos, y han recorrido todos los cascos urbanos hasta llegar a Madrid.

NOTICIAS RELACIONADAS