39.9 C
Santiago del Estero
InicioSaludRIESGOS SILENCIADOS DE LA TECNOLOGÍA 5G

RIESGOS SILENCIADOS DE LA TECNOLOGÍA 5G

Al mismo tiempo que se nos impone la tecnología 5G, se publican estudios que advierten sobre los efectos negativos de la contaminación electromagnética en la salud.

DESCARGA AQUÍ UN DETECTOR APP

https://play.google.com/store/search?q=electrosmart&c=apps

La tecnología 5G de la telefonía móvil y el “internet de las cosas” ya está entre nosotros. El pasado mes de julio de 2021, Vodafone lanzó su red sobre 15 ciudades españolas. Se promete navegación acelerada, nuevos servicios y comodidades, pero los riesgos para la salud se están silenciando.

Existen científicos independientes que nos advierten de las consecuencias de estar continuamente sometidos, sin descanso, a la contaminación electromagnética que suponen las emisiones de alta frecuencia de antenasmóviles, wifis y aparatos inalámbricos conectados.

CÁNCER, DIABETES, ICTUS, INFARTOS…: EL PRECIO DE LA TECNOLOGÍA 5G

“Ya es imposible decir que las radiofrecuencias no producen cáncer”, afirmó David Carpenter, coautor del informe internacional Bioinitiative y director del Instituto de Salud y Medio Ambiente (Nueva York), centro colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que en 2011 clasificó las microondas de la telefonía móvil como “posiblemente cancerígenas”.

Otro efecto sería la aparición de un tercer tipo de diabetes cuyo desencadenante sería la contaminación electromagnética. “Al exponernos a esta radiación, se altera el funcionamiento de las células”, especificó Magda Havas, profesora de ciencias ambientales de las universidades canadienses de Toronto y de Trent.

Magda Havas advirtió que puede darse una catástrofe sanitaria, en la que las personas con hipersensiblidad electromagnética podrían sufrir ictus o infartos por coagulación de la sangre, ya que en ella “los glóbulos sanguíneos se aglutinan, no fluyen libremente” cuando están expuestas.

Un estudio francés de 2018 del profesor Dominique Belpomme concluye que empieza a haber consenso sobre el aumento de estrés oxidativo generalizado por exposición a los campos electromagnéticos, algo que el 80% de las personas con electrosensibilidad registra en índices más altos, según David Carpenter.

Por eso, dijo, no hay que centrarse solo en el calentamiento de los tejidos (único efecto que cuenta con consenso) porque hay más efectos biológicos “y con la G5 va a ser peor”.

GRAN AFECTACIÓN EN NIÑOS Y JÓVENES

El estudio Mobi-Kids, presentado a la Comisión Europea en 2017 y aún sin publicar, podría conseguir –según Annie Sasco, exdirectora de epidemiología del Instituto Nacional de la Salud y la Investigación Médica de Francia– que la IARC elevara la clasificación dentro del Grupo 2A, “probablemente cancerígeno”, o Grupo 1, “cancerígeno”, ya que muestra un riesgo de cáncer cerebral para las personas de 7 a 24 años.

NOTICIAS RELACIONADAS